Consejos de nuestra dermatóloga

Elian Brenninkmeijer

Nuestra piel es el órgano más grande que tenemos, es una propiedad muy valiosa!

¡Hola! Mi nombre es Elian y soy madre de 2 niñas: Anais y Eléonore. Por lo tanto, me ocupo a diario de cuidar su sensible piel. Además de ser madre, también soy Dermatóloga con un Doctorado en eccema atópico que obtuve en el Centro Médico Académico en Ámsterdam. Actualmente trabajo como Dermatóloga General en el Centro Oosterwal, en la ciudad de Alkmaar, en los Países Bajos.

Como Jochem y Sjoerd, fundadores de NAÏF, me sorprende la falta de calidad en la mayoría de productos de cuidado para bebés, por esto estoy muy feliz por poder contribuir en la elaboración de nuevos productos de cuidado para bebés y ayudar mediante mi formación y conocimiento profesional, a este precioso proyecto.

Si tienes preguntas especificas, por favor contáctame con toda confianza. Puedes completar el formulario aquí abajo y yo me pongo en contacto contigo!

Elian

Haz una pregunta

Te gustaría saber más? Rellena el formulario y durante nuestra próxima consulta lo hablaremos con Elian.

Contact Us

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Tips van Elian

 La piel de bebé

Nuestra piel es el órgano más grande que tenemos, por lo tanto es una propiedad muy valiosa! La piel del bebé es muy vulnerable y los bebés recién nacidos tienen que adaptarse a todos los nuevos ambientes. La piel de un bebé recién nacido es muy suave y delicada. Todo es nuevo, no solo el contacto físico con sus padres, sino también el contacto con la ropa, el agua y productos de cuidado personal. La forma en la que la piel reacciona a estos cambios, depende de cada uno, ya que cada piel es única. El color de nuestra piel se determina genéticamente, al igual que nuestros ojos. Por lo tanto, algunos bebés tienen la piel sensible y pueden responder muy fuerte a los cambios ambientales. Esto puede resultar en una piel muy seca, eccema, dermatitis de pañal o costra láctea.

El cuidado de la piel

Dado que la piel es nuestro órgano mas grande, se merece ser cuidada de forma especial. Todos tenemos el ritual de lavarnos los dientes dos veces al día, así que nuestra piel debe de ser cuidada de la misma forma. Hoy en día nos bañamos y nos limpiamos la piel con jabón a diario, lo que provoca la eliminación de nuestra capa de aceite natural. Tras el baño, nos secamos el cuerpo pero luego se nos olvida humectar nuestro cuerpo nuevamente.

Particularmente en invierno, la piel se siente más seca, tensa o con picor. Así que la importancia de aplicar un humectante en todo el cuerpo tras el baño o la ducha, es vital. Dependiendo de la condición de nuestra piel, un humectante puede ser una loción corporal, una pomada, una crema o un aceite.

Si tienes algún tipo de eccema o trastorno de la piel, no dudes en consultar con un médico o dermatólogo para que te de una solución. Así que ya sabes, cuida y mima tu piel y también la de tu(s) peque(s).

Untitled-1_0016_ok orange Envio gratis a partir de 59,00€